Pan de Membrillo casero

220,00 $
Cantidad

Este carnoso fruto de zonas áridas nos acompaña en varias presentaciones
(mermelada, jalea, con uva) y en ésta la más tradicional y conocida:
pancitos. Sus rebanadas pueden ser un delicioso postre (“vigilante”)
o con pan y queso un nutritivo sanguchito para merendar.

Pastafrola o pastelitos dulces son otras de sus posibles aplicaciones

600 gs.

Referencias específicas